Lagunas amenazadas por la minería irresponsable en Cajamarca.

Lagunas del Alto Perú
Lagunas de Alto Perú
Laguna Chica
Laguna Chica
Laguna Mamacocha
Laguna Mamacocha
Laguna Chica de Conga
Laguna Chica de Conga
Laguna Azul o Cortada
Laguna el Perol o Lucmacocha
Laguna Alforjacocha
Laguna Alforjacocha
Laguna el Perol o Lucmacocha
Laguna el Perol o Lucmacocha
BIENVENIDOS A ESTE ESPACIO DE ANÁLISIS DE LA EDUCACIÓN Y LA REALIDAD POLÍTICA.

martes, 15 de septiembre de 2009

Breve ensayo sobre el poema los motivos del lobo.

Luis Miguel Espino Delgado, Ex- Secretario Regional del SUTE Cajamarca, Profesor de Ciencias Sociales - I.E. " Santa Teresita".

El poema los motivos del lobo, corresponde a Ruben Darío (Nicaraguense)

El poema “ Los motivos del lobo” trata de un varón bondadoso celestial llamado San Francisco de Asis y el Lobo de Gubbia, una bestia temerosa de sangre y robo, y ojos del mal que ha devorado corderos, pastores, es decir son incontables sus muertes y daños. Aún hasta los fuertes cazadores armados de hierros fueron destrozados. Es decir describe los motivos que tenía el lobo para atacar y devorar su presa.

Si este poema , luego de su análisis, lo comparamos con nuestra sociedad actual, se trataría de la lucha entre los fuertes, los que tienen la mayor riqueza, los que tienen el poder político, económico y militar frente a los débiles, a los que no tienen riqueza menos el control del poder político, económico y militar. En nuestra sociedad basada en la economía de mercado, orientada por la ley de la oferta y la demanda, y sustentada en el modelo neoliberal del sistema capitalista, no puede darse una competencia leal sino por el contrario una competencia desleal entre los fuertes y los débiles, entre los ricos y los pobres, entre los explotadores y explotados, en donde en condiciones desiguales siempre ganarán los fuertes, es decir los lobos. En el poema, lucha expresada entre el lobo y el cordero, donde el lobo terminaba devorando su presa; comparado con  nuestra realidad los ricos seguirán siendo ricos, viviendo de la explotación de los pobres.

En el aspecto, económico, si tomamos las palabras de Fidel Castro, con relación al ALCUE, cumbre económica realizada en Lima en año pasado, encontramos otra comparación, él dijo: Estados Unidos y la Unión Europea son como dos lobos al acecho frente a una caperucita roja, refiriéndose a América Latina, para entrar y tomar posesión del mercado e imponer sus condiciones. Afirmo, que faltaría un líder que conduzca al puebo organizado para enfrentar a los lobos y que los haga ver que así como ellos tienen el derecho a comer, tambien el pueblo tiene derecho a comer, es decir a sobrevivir,. Los fuertes (lobos) en la sociedad actual deben desarrollar sus actividades respetando el derecho de los pueblos y de las personas como es el derecho a la vida, a un medio ambiente sano y a un desarrollo sostenido de acuerdo a sus posibilidades, vale decir, de acuerdo a su realidad. Tomo un fragmento de la poesía: “ Francisco salió en busca del lobo, el lobo al verle se lanzó feroz contra él. Francisco, con su dulce voz alzando la mano le dijo ¡ Paz, hermano lobo!. El animal, cambiando su característica agresiva dijo: ¡ Está bien hermano Francisco ¡. Se sorprendió el santo y replicó: «¡Cómo!» exclamó el santo. «¿Es ley que tú vivas de horror y de muerte? ¿La sangre que vierte tu hocico diabólico, el duelo y espanto que esparces, el llanto de los campesinos, el grito, el dolor de tanta criatura de Nuestro Señor, no han de contener tu encono infernal? ¿Vienes del infierno? ¿Te ha infundido acaso su rencor eterno Luzbel o Belial?»” . Claro que San Francisco, desde su posición religiosa, le atribuía orígen diabólico al instinto del lobo; pero en nuestra realidad el origen de la conducta de los "lobos criollos" es de concepción premeditada- equivocada del mundo, de falsa política y antiética, de afan de lucro y riqueza, de concepción neoliberal por ende capitalista.

En el aspecto social, no se puede justificar que por el derecho a comer, a la sobrevivencia, se cometa asesinatos, robos, actos de corrupción de los más fuertes sobre los débiles, ni entre los fuertes, ni de los explotadores en contra de los explotados, ni del gobierno en contra del pueblo. Hay que aprender a desarrollar la cultura del diálogo, hay que demostrar prédica y practica de los valores éticos. Nuestra misión es la de crear y desarrollar condiciones para una cultura de paz dónde se respete los derechos humanos, falta pues un interlocutor válido que medie para esas condiciones, que sería nuestro pueblo organizado; tomando como ejemplo la actitud de San Francisco de Asis, tomado como ejemplo no tanto por su labor religiosa sino por su actitud de hacer suyo un problema colectivo, como era defender a los pastores y sus rebaños del ataque del lobo; de diálogo, de persuasión, de trabajar por la paz, asimismo de enfrentar con firmeza al agresor para hacer cambiar su conducta ( "como en algún tiempo cambio el lobo", según el poema) , para evitar hechos de sangre, en este caso de los lobos de Gubbia criollos. Tomo otro fragmento del poema: “Y el gran lobo, humilde: «¡Es duro el invierno, y es horrible el hambre! En el bosque helado no hallé qué comer; y busqué el ganado, y en veces... comí ganado y pastor. ¿La sangre? Yo vi más de un cazador sobre su caballo, llevando el azor al puño; o correr tras el jabalí, el oso o el ciervo; y a más de uno vi mancharse de sangre, herir, torturar, de las roncas trompas al sordo clamor, a los animales de Nuestro Señor. ¡Y no era por hambre, que iban a cazar!»”. Todos tenemos el derecho a la vida, pero respetando los derechos de los demás, en el poema la ficción hace que el lobo sea humilde pero en la realidad, los lobos son lobos.

En el aspecto político, es necesario una clase política dirigente, gobernante, con espíritu nacionalista y patriótico que dirija el país conduciéndonos al bienestar, llamando al pueblo, consultándole para tomar decisiones que impliquen su respeto y comprometan su participación, clase política que debe presentar un programa coherente con las aspiraciones del pueblo, para lograr el deasarrollo de nuestro país. Tomo otro fragmento: "Francisco llamó la gente a la plaza y allí predicó. Y dijo: «He aquí una amable caza. El hermano lobo se viene conmigo; me juró no ser ya vuestro enemigo, y no repetir su ataque sangriento. Vosotros, en cambio, daréis su alimento a la pobre bestia de Dios.» «¡Así sea!» Contestó la gente toda de la aldea. Y luego, en señal de contentamiento, movió la testa y cola el buen animal, y entró con Francisco de Asís al convento. Claro que, según el poema, San Francisco lo hizo desde su posición de religioso, nosotros debemos hacérselo desde una posición política que cuestione el régimen, utilizando tambien el diálogo como un mecanismo para exigir un mejor gobierno del país, en dónde se respete el derecho de las minorías, de las etnias amazónicas frente a la presencia de empresas transnacionales que no respetan los derechos de los pueblos ni de las personas.

En conclusión, no queremos ni creemos en lobos de Gubbia criollos, presentes en el plano económico, político, social o militar ni en otros aspectos. No queremos ni creemos en los lobos vestidos de corderos como gobernantes, como ministros, como parlamentarios, como empresas transnacionales que no respetan el derecho al desarrollo propio de los pueblos, sus tradiciones, sus costumbres, los derechos humanos, en suma el derecho a la dignidad, a la justicia, a la libertad y a la vida. Me ratifico en mi condición de marxista que en este sistema capitalista la lucha de clases sigue vigente, tal como se expresa en el poema motivos del lobo. Los pueblos y las personas tenemos el derecho a protestar hoy y siempre cuando se ven amenazados o violados nuestros derechos por el gobierno de turno, por las transnacionales o por cualquier mecanismo u organización del capitalismo salvaje.

Cajamarca, 14 de Setiembre de 2009.